Calzado español: la calidad de la fabricación

Los zapatos que llevan Angelina Jolie o Michelle Obama son españoles, pese a que la marca que los vende no lo sea. Los zapatos de Stuart Weitzman se fabrican en la provincia de Alicante. Es una de las pruebas de que la industria del calzado española tiene buenas ventas fuera aunque el consumo interno haya bajado por la situación económica de España.

El 90% de los empresarios que han sido entrevistados en el estudio realizado por el Instituto Tecnológico del Calzado, esperaban finalizar el año 2013 con el mismo número de trabajadores. Confiaban en que las exportaciones a los países de la Unión Europea crecería casi un 40% y cinco puntos porcentuales más fuera del terreno comunitario. No ocurría lo mismo con los ingresos que estimaban recibir de los consumidores españoles.

Más de 500 empresas han sido analizadas y la información se obtuvo en los primeros meses de 2013. Cuatro de cada diez responsables de las compañías fabricantes de zapatos prevén que el mercado extranjero de Europa seguirá siendo una partida esencial de las ganancias de las empresas y que además, crecería durante el pasado año. La mitad opinó que las ventas en los países alejados de la influencia comunitaria también mejorarían en comparación con los ejercicios anteriores. Según los resultados del informe, la perspectiva de los negocios ha cambiado y se ha vuelto algo más positiva.

En el aspecto de las opciones que existen para distribuir los productos, internet está muy presente y el sector sabe que continuará en ascenso, por lo que trabajan a fondo para ponerse al día con las tecnologías y atraer clientes de la red.

Pocos empresarios han decidido bajar los precios del zapato (menos de un 4%) porque la crisis siga vaciando los bolsillos de los consumidores, la inmensa mayoría los ha mantenido. Igual que ha ocurrido con las plantillas de trabajadores cuyos contratos serán más estables, expresa el estudio.

La provincia de Alicante es el mayor centro de producción del calzado en España. Allí tiene sus fábricas uno de los diseñadores que más compran las famosos para vestir sus pies. Stuart Weitzman (desde 2010 su empresa forma parte del grupo Jones) vino por la buena fama de los artesanos y los profesionales del zapato. Aunque no está de acuerdo con las últimas medidas del Gobierno que afectan a los empresarios. La subida del IVA, concretamente, le impide empezar a producir en otros establecimientos. Sin embargo, no tiene interés en trasladar sus fábricas a otros países para ahorrar en gastos porque ninguno le garantiza la calidad que consigue en España.